Lizbeth Salazar supera su expediente médico y se prepara para calificar a Tokio

DEPORTES

Durante la cuarentena, la especialista en ciclismo de ruta y pista aprovechó para recuperarse de una caída y una operación.

Información Redacción

Ante la emergencia sanitaria por COVID-19, la medallista de plata y bronce en los Juegos Panamericanos Lima 2019, continuó con sus entrenamientos en su residencia ubicada en Culiacán, Sinaloa para la temporada de competencias con el equipo de ciclismo femenil Astana de Kazajistán.

Para lograrlo, Lizbeth Yareli Salazar Vázquez recibió apoyo por parte del Instituto Sinaloense del Deporte (ISDE) el cual le brindó equipamiento de gimnasio como pesas, mancuernas, etc.

Sien embargo, la especialista en ciclismo de ruta y pista, estuvo a punto de darse por vencida, debido a la caída que sufrió durante su participación en el Campeonato Mundial, que se celebró el pasado mes de febrero, en Berlín, Alemania.

“Tenía dos terapias al día para salir lo más rápido posible y empezar a entrenar para los Juegos, pero no daban las fechas, obviamente ya no iba a llegar en una forma excelente para un buen resultado’’.

Sin embargo, la noticia de que los Juegos Olímpicos se atrasaban un año, resultó beneficioso para ella, pues pudo descansar y recuperarse adecuadamente con el apoyo de Raúl Carrillo, director de Medicina y Ciencias Aplicadas de la CONADE.

Así mismo, Lizbeth Salazar pese a que hace diez días se le sumó a su expediente médico una operación de apéndice, se encuentra en espera de que la autoricen para continuar con sus entrenamientos, y así declararse lista para la temporada de competencias que entrará en acción en octubre con las primeras fechas en ruta.